Páginas

sábado, 3 de diciembre de 2011

Monumento del mes de diciembre: Antiquarium



Ahora sí. Dicen que a la tercera va la vencida; en el caso de Antiquarium a la segunda el salto cualitativo ha sido magnífico, aunque aún quedan varios flecos pendientes que quizás a la tercera sean subsanados. Antiquarium ya sí que es, por fin, un museo en condiciones. Cuando abrió sus puertas en mayo me quedé con una sensación muy negativa, una sensación que empeoró cuando empezaron a cobrar por visitar un espacio sin terminar y con nula información sobre lo que se veía.



Ayer viernes se inauguraba (lo de mayo fue una apertura) el centro de interpretación de los restos arqueológicos hallados en la Encarnación durante las obras del Metropol Parasol. La diferencia con lo que nos encontrábamos antes es abismal: cartelería que narra la evolución del espacio, pantallas con información en castellano, inglés e italiano y sobre todo, piezas en las vitrinas que han sustituido a los mosquitos y moscas muertos. La experiencia de la visita fue, por tanto, muy positiva. Hubiera sido mucho mayor de haberse inaugurado así desde el primer momento, sin necesidad de llevarnos la decepción anterior, pero es lo que tiene anteponer la foto a la calidad del producto presentado, algo que el anterior gobierno hacía con demasiada frecuencia.



Museográficamente, Antiquarium ha mejorado bastante. Nada más entrar nos encontramos con algo básico, un panel que nos cuenta qué es lo que vamos a ver. Se siguen echando en falta folletos de mano, pero es de suponer que antes o después se pondrán. Una de las notas negativas que noté nada más entrar fue la proyección, sobre uno de los pilares del Metropol, del esquema fundamental de una casa romana (segunda imagen). El efecto no era todo lo estético que podría haber sido, quizás con un panel que forrase el pilar se hubiera conseguido un mejor efecto y hubiera sido mucho más barato al no tener que contar con un proyector.



Otra de las cosas básicas que se echaban en falta en el anterior montaje era la identificación de cada una de las estancias y casas halladas en el yacimiento. Mientras paseabas por las pasarelas te encontrabas un continuo discurrir de restos difícilmente identificables. Tan sencillo como poner un cartel con el nombre y la fecha de los restos. Fácil y eficaz.



Las piezas que ilustran y complementan la visita son una auténtica maravilla. La mayoría de ellas están expuestas en vitrinas con su correspondiente cartelería. Sin embargo, y esto urge solucionarlo, algunas de ellas están demasiado expuestas al público; en concreto el mosaico de la ninfa sobresale del metacrilato y ayer ya se veía a gente tocándolo, de ahí a que le falten teselas hay una distancia muy corta. Lo mismo ocurre con la magnífica jamba de la foto inferior. Ubicada en uno de los pasillos, está tan "por medio" que la gente le daba golpes sin querer al pasar. Necesita protección o una nueva ubicación más alejada del tránsito.



Una de las vitrinas más espectaculares es la dedicada a las esculturas. Lamentablemente en la Encarnación no se ha hallado ninguna Amazona herida como la de Écija, pero los pequeños fragmentos encontrados son una delicia (no olvidéis reparar en la mano de la pequeña Venus púdica, una maravilla).



Al igual que este capitel de tipo bizantino de mármol blanco, para dedicarle unos minutos.



La zona almohade no se queda atrás. Si las piezas romanas y cristianas son una maravilla, la cerámica musulmana también ilustra muy bien la vida cotidiana de Isbilia.



¿Críticas? Los asiduos a Cultura de Sevilla sabéis que siempre encuentro un pero y en la nueva disposición de Antiquarium he encontrado varias lagunas que espero se solucionen con el paso del tiempo para que el museo adquiera la calidad máxima. Si ahora mismo tuviera que valorar la visita con el montaje actual, mi nota sería de un 8'5 sobre 10. Un notable alto, sí, pero se podría mejorar. ¿Cómo? Por ejemplo, sigo viendo completamente inútiles las pantallas en las que se cuenta lo que estás viendo. Si bien es cierto que se ha mejorado mucho la presentación y la información, en mi opinión las pantallas deberían dejarse para reconstrucciones virtuales de cada una de las casas disponiendo la información en paneles. ¿Por qué? Se hace cansino el tener que estar dándole a las pantallas para que te cuente lo que estás viendo, por no hablar de que cada persona tiene un ritmo de lectura y es complicado que más de una persona pueda seguir las pantallas al mismo tiempo. Se podrían poner paneles en los que varias personas puedan leer la información que, además, se vería de un solo golpe de vista, sin necesidad de ir pasando pantalla tras pantalla. Es más, si se destinaran las pantallas a reconstrucciones virtuales (como en el Castillo de San Jorge) al ser vídeos cíclicos, el visitante podría verlos continuamente sin tener que pasar él mismo a la siguiente información.

Al margen de los "problemas" de las pantallas, echo en falta mayor información. Muy claros y concisos los paneles que te cuentan la evolución de la Encarnación desde el siglo I d.C. hasta el XIII d.C. pero también podría explicarse de dónde salieron los mosaicos que están puestos verticalmente o delimitar mejor dónde acaba una casa y empieza la siguiente.

Son sólo algunas pinceladas que quizás podrían mejorar la experiencia de la visita. Aún así, hay que aplaudir la decisión de la Delegación de Cultura de darle un nuevo sentido a Antiquarium. No sería la primera vez que un nuevo Gobierno deja caer en el olvido las actuaciones del equipo anterior, aquí sin embargo se ha apostado por un magnífico espacio, cuidando los detalles y dándole la importancia que merece. Esperemos que el Ayuntamiento consiga que Antiquarium sea nombrada colección museológica para poder contar con todas estas piezas de forma permanente ya que no olvidemos que pertenecen al Museo Arqueológico y en junio, podría volver al museo dejando Antiquarium de nuevo con las vitrinas vacías.

Como la ocasión lo merece, nombramos Antiquarium 'Monumento del mes de diciembre'. Os animamos a visitarlo y participar en la encuesta habilitada al efecto.

5 comentarios:

Benito Navarrete Prieto dijo...

Muchas gracias por la entrada y por haberlo destacado monumento del mes. Solo una puntualización. Sí que hay folletos de mano y además están en español e inglés y son diferentes a los demás y mñas amplios de información. Me he ocupado especialmente de cuidar el diseño. Siento que no los viérais pero están a la entrada en el mostrador de las azafatas junto a los comunicas. Os animo a leer uno y ver lo cuidado de la edición. Ahora vamos a trabajar en restaurar y colocar 18 mosaicas. Es muy costoso pero lo vamos a hacer porque para María del Mar Sánchez Estrella el Antiquarium es prioritario. Por otro lado vamos a preparar un adiovisual en 3d sobre la historia del yacimiento interactivo y envolvente que se proyectará en la sala de exposiciones porque la caja de cristal se oculta con pantallas de proyección. Muchas gracias por todo vuestro apoyo e interés. Muchas de las cosas que se dicen en este blog nos sirven para ir mejorando en todo. Un abrazo. Benito

Benito Navarrete Prieto dijo...

Se me olvidaba también deciros que las teselas que faltan en el Mosaico de la Ninfa Amymone no se las ha llevado nadie. El mosaico se encontró así y se va a restaurar. Fernando Amores ha querido exponerlo para que el público viera el estado en el que se encontró y resulta emocionante su calidad e intensidad de color. Los que están colocados en sus respectivas estancias ya están restaurados y a este le tocará en breve, pero queríamos que el público lo viera de cerca. Gracias.

Culturadesevilla dijo...

Estimado Benito, muchas gracias por tus palabras. Te comento que el viernes por la tarde, cuando fui, no había folletos. Me extrañó, pero sólo estaba el 'Comunicas', supongo que aún no se habrían sacado al mostrador. En cuanto al mosaico, no me he expresado bien, lo que quise decir es que había gente tocando el mosaico ya que asomaba por debajo del metacrilato y que se podía dar el caso de que se deteriorase.

Un saludo !

Luis Hernández dijo...

He ido esta tarde de Miércoles a volver a verlo y mis comentarios:

Es verdad que se ha mejorado la información, pero desde mi punto de vista queda por hacer.

Si hay folletos de mano, pero hay que pedirlos, los tienen escondidos, supongo que por su coste, lo cual es razonable teniendo en cuenta que los sevillanos no pagamos.
Pero es que sería muy fácil suprimirlos, ya que en ellos lo que se dice de cada casa podría estar facilmente en un panel informativo en cada lugar, de esta forma se mejoraría la información y se ahorraría en costes.

Cuando yo fuí sólo funcionaba la pantalla de la casa de las columnas, el resto estaban apagadas. Si se pudiera poner una recreación (como la que sale al final de la casa de las columnas) en cada sitio ayudaría mucho.

En resumen, hay que echarle mucha imaginación para poder visualizar unos restos que son difíciles de interpretar para la mayoría, sobre todo si, como en este caso, hay continuas reconstrucciones sobre restos anteriores. Un ejemplo, en el hospitium fuí incapaz de indetificar donde estaba el patio y donde el triclinium.

Sinceramente, creo que queda por hacer si se quiere que la gente salga contenta y lo recomiende, mas información en carteles en cada casa.

Saludos,

Luis Hernández.

Culturadesevilla dijo...

Coincido contigo Luis en que unos paneles siempre serán mucho más prácticos que las pantallas. Por no hablar del ahorro económico que conllevaría en cuanto a luz, mantenimiento del soporte informático... También estoy de acuerdo en que es bastante complicado discernir dónde acaba un edificio y empieza el siguiente. No está bien conseguido y debería limitarse de algún modo. Siempre pongo el mismo ejemplo, pero en el caso de L'Almoina de Valencia, la exposición de los restos es magnífica y muy didáctica.

Saludos!