Páginas

martes, 24 de abril de 2012

Tras las huellas de Hispalis (II)


El Museo Arqueológico guarda entre sus fondos un interesante mosaico romano que perteneció a unas termas halladas en la calle Cuesta del Rosario. Los motivos que decoran el opus sectile bicolor giran en torno a los animales que nos podemos encontrar en el fondo del mar (peces, delfines, anguilas, pulpos, almejas, gambas...) así como seres fantásticos de esos que aguardaban a los navegantes que osaban adentrarse en el océano más allá de las columnas de Hércules.


El mosaico, dividido en dos fragmentos, apareció en las excavaciones arqueológicas realizadas en el edificio que hace esquina entre la Cuesta del Rosario y la calle Galindos, unos restos que fueron estudiados por Francisco Collantes de Terán en 1977 y reinterpretados por Manuel Vera Reina diez años después. 


Históricamente siempre se ha considerado la plaza de la Alfalfa como el foro imperial de Hispalis, sustituto del primitivo de época republicana que se ubicaría en la confluencia de las calles Mármoles y Aire, un espacio que sería abandonado y posteriormente recuperado y monumentalizado (las columnas que se ven hoy en día) en época de Adriano. Aunque muchos estudiosos ponen en duda que la Alfalfa fuera el epicentro político y religioso de Hispalis, atendiendo a la historiografía heredada desde los años setenta, el Foro ocuparía la gran extensión de terreno comprendida entre la plaza del Pan, la Cuesta del Rosario, la calle Cristo de las Tres Caídas y Alcaicería / Córdoba. La iglesia del Salvador se asentaría, según estos estudios, sobre lo que fue en su día la basílica romana, edificio que albergaba al tribunal de justicia y que ocuparía el sector oeste del foro, ubicándose el edificio de norte a sur. Al otro lado de la gran plaza (colmatada posteriormente por el conjunto de edificios de la calle Huelva) se encontraría el templo o capitolio que se enfrentaría a la mencionada basílica.


Nos quedan por tanto los dos lados mayores del Foro. En el frente sur estarían las Termas cuyos mosaicos guarda el Museo Arqueológico, un edificio que se construiría en el siglo I a.C. y que sería profundamente remodelado y ampliado en época Adrianea-Antoniana (siglo II d.C.). En el solar de las Termas se documentaron restos mucho más antiguos que se remontan al período previo a la llegada de los romanos, por lo que esta zona de la ciudad formaría parte del primitivo asentamiento del que también han aparecido restos en el Patio de Banderas. Del resto de edificios del supuesto Foro (macellum, templos, curia) nada se sabe a pesar de los edificios contemporáneos que pueblan la zona, muchos de ellos con aparcamientos subterráneos que seguramente destruyeron sin más contemplaciones lo que hubiera en el subsuelo.


El hallazgo hace unos años de la cisterna de la actual Plaza de la Pescadería trastocó para siempre la idea de que el Foro estuviera en esta zona del centro. La ubicación de un edificio de uso industrial (un aljibe) contemporáneo a otros edificios como las termas de la calle Cuesta del Rosario en un espacio que se presuponía plaza, ha hecho cuestionarse la ubicación del Foro. ¿Por qué se construiría un aljibe en superficie, abovedado y de varias naves, en pleno Foro? ¿Habría que recobrar la idea de que el Foro estaba donde están las columnas de la Calle Mármoles? ¿Sería el Foro de menores dimensiones y el aljibe estaría en un extremo dando servicio a un complejo monumental tan importante? Son sólo algunas de las cuestiones que aún quedan por resolver del gran enigma que supone la Hispalis romana.

Base de datos del IAPH sobre esta zona arqueológica (enlace)

No hay comentarios: