Páginas

jueves, 20 de septiembre de 2012

El Mercado de la Puerta de la Carne será... un mercado


Al final, la pela es la pela. Y más en una ciudad gobernada por un alcalde dispuesto a hacer cualquier cosa por tal de que lluevan los millones en un terreno cada día más baldío. Si hay que cambiar el PGOU para que IKEA construya un macro centro comercial, se cambia. Si hay que destruir una plaza como la Alameda de Hércules para que los humos lleguen hasta el mismísimo corazón de la ciudad para aparcar cómodamente, pues se hace. Y si hay que desdecirse sobre tus propias palabras, las dejamos en papel mojado.

Durante la campaña electoral, el alcalde se descolgó con una propuesta que sabía que era imposible, convertir el mercado de la Puerta de la Carne en un centro cultural dedicado al arte emergente, "el pompidou sevillano" se atrevió a decir. Nada más ganar las elecciones se matizó que era un proyecto a largo plazo, que no había dinero... lo de siempre. Lo que ya sabía antes de ser alcalde, pero aún así lo dijo.

Ahora ese proyecto podría saltar por los aires para destinar el mercado de la Puerta de la Carne a lo que siempre fue, un mercado. Pero con un matiz, "de gourmet". El anterior equipo municipal dejó planteada la idea de convertir las Naves del Barranco en un selecto mercado que aprovechara sus valores patrimoniales y su excepcional ubicación para atraer a un público interesado en viandas de postín. El actual Ayuntamiento no sólo acogió la idea de buen grado sino que ha conseguido que varias empresas estén dispuestas a sufragar la operación. Y como la ecuación ha salido perfecta, pues sumemos una nueva "x" a ver si tenemos un dos por uno. Hay dos empresas que se disputan las Naves del Barranco, así que a la que no resulte elegida, se le podría ofrecer el mercado de la Carne para hacer exactamente lo mismo: un mercado de postín en un edificio histórico.

Dejando a un lado el centro cultural que todos sabíamos que nunca se iba a hacer, ¿hasta qué punto pueden funcionar dos mercados similares en una misma ciudad? ¿Habrá comerciantes suficientes para llenar ambos? ¿Estarán de acuerdo los comerciantes del mercado de la estación de Cádiz, a apenas 500 metros del de la Carne, con tener una dura competencia tan cerca?

En Cultura de Sevilla siempre se ha defendido que el mejor uso para el mercado de la Puerta de la Carne es precisamente ser un mercado, para ello se diseñó y nada impide que lo vuelva a ser. Lo ideal es que los propios comerciantes que se fueron de allí por su ruina lo ocupen de nuevo y la estación de Cádiz se quede para otros menesteres (a ser posible socio culturales). La idea de tener dos mercados gourmet en la ciudad es muy peligrosa ya que puede suponer el fracaso de ambos proyectos o al menos que no sean tan rentables y golosos como se pretende. 


1 comentario:

Fede dijo...

En el mercado de la Puerta de la Carne, un mercado

En la estación de Cádiz, cualquier uso que dignifique su marquesina y el resto de su arquitectura

En las naves del Barranco no cabe un mercado gourmet...

¿quien piensa en el mercado del Arenal? El mejor situado, el que tiene más espacio, con parking debajo, y sin nadie arriba...?