Páginas

domingo, 17 de septiembre de 2017

Antiquarium, un museo al borde del colapso




Poneos en situación. Imaginad un espacio oscuro, donde la luz va y viene, los focos han dejado de funcionar e iluminan mal el lugar por el que pisas, las telarañas alcanzan el metro de altura, se oyen ruidos raros de las tuberías y, de repente, caen cortinas de agua que anegan el espacio que ocupas. Podría ser una escena de cualquier película de terror, ¿verdad? Pero no, es lo que se vive a diario en el Antiquarium, la cripta arqueológica de la Plaza de la Encarnación que desde su inauguración ha ido degradándose hasta un punto crítico.


Antiquarium abrió sus puertas en mayo de 2011 a marchas forzadas, eran las vísperas de las elecciones municipales y había que dar por concluidas las obras de la Encarnación fuese como fuese. El museo se inauguró mal y hubo que reinaugurarlo en diciembre de ese mismo año por segunda vez. En esta ocasión se colocaron los objetos en las vitrinas, se instalaron pantallas informativas, se mejoró la iluminación... Y desde entonces poco más se ha hecho. 


Mosaicos dañados por las filtraciones de agua y los espectáculos que se celebran sobre ellos

Muros estallados por los cambios de temperatura y la falta de conservación


A día de hoy lo mejor que le podría pasar al Antiquarium es que se cerrara a cal y canto. Sorprende ver tantísimos fallos en el que debería ser uno de los espacios culturales más mimados por el Ayuntamiento. No sorprende tanto si conoces la trayectoria de otros espacios como el Castillo de San Jorge o el Centro de la Cerámica, también abandonados a su suerte. En Antiquarium los folletos se acabaron hace más de un año y no se han repuesto. Más del cincuenta por ciento de las pantallas informativas no funcionan por lo que el visitante ve unos restos pero no sabe lo que está viendo. Gran parte de los focos se han fundido y no se han repuesto por lo que gran parte del recorrido está a oscuras. Pero eso no es lo peor, el gran problema que tiene Antiquarium es la falta de conservación. 


Verdina sobre los restos arqueológicos

Verdina sobre restos arqueológicos y filtraciones (mancha blanca) de aguas fecales del mercado

Falta de mantenimiento en la iluminación


La plaga de arañas y cucarachas que padece el recinto está afectando negativamente a los restos conservados ya que los insectos hacen sus nidos debajo de los mosaicos y en los muros de ladrillo, levantándolos y deteriorándolos. La pésima ejecución de los desagües del mercado hace que el agua caiga a raudales por diferentes puntos sobre mosaicos y muros. Las manchas de humedad en diferentes puntos son evidentes e incluso en algún caso se ha optado por cubrir con plásticos los restos arqueológicos. La inadecuada ventilación del recinto hace que en verano haga mucho calor, en invierno haga frío y la humedad campe a sus anchas. Los restos se están deteriorando a pasos agigantados, la verdina cubre muros, mosaicos y mármoles romanos, los mosaicos se están hundiendo al no haber sido debidamente conservados, hay muros que han estallado por los cambios de temperatura y las vitrinas están repletas de insectos muertos (ríete de la hormiga que se coló en la de la Dama de Elche, aquí los insectos se cuentan por decenas).


Muro romano protegido con plásticos ante la caída de agua del mercado

El mismo muro visto desde el exterior del recinto arqueológico

Cientos de nidos y telarañas ocupan los restos arqueológicos

Mosaico estallado por la acción de los nidos de insectos debajo de ellos


Ante este panorama sólo cabe preguntarnos el por qué de tanto desprecio hacia el patrimonio. ¿Por qué no se actúa? Esta misma semana se anunciaba que el Real Alcázar tiene un remanente positivo en Tesorería de 15 millones de euros y precisamente el Antiquarium depende del Alcázar, ¿por qué no se llevan a cabo las mínimas tareas de mantenimiento? ¿Por qué tenemos que dar siempre una imagen tan negativa? Antiquarium no es el único yacimiento arqueológico musealizado del mundo, los hay en cualquier ciudad y sin embargo el estado de degradación en el que se encuentra el recinto sevillano está a años luz de otros espacios como el Museo de Historia de Barcelona. Sinceramente, si no hay interés en conservar este museo, que el Ayuntamiento nos haga a todos un favor, que lo cierre, se cubran los restos y se entierren de nuevo a la espera de que en el futuro llegue una generación más sensible hacia el patrimonio que sepa cuidarlo como se merece. Pero este estado de abandono no tiene razón de ser alguna.

4 comentarios:

José Becerra dijo...

Desengáñate, Sergio, el Antiqvarium está perdido desde antes de inaugurarse. Después de lo que hubo que pagar por las Setas y la indemnización a la empresa constructora, ningún político gastará ni un euro más en la Encarnación.
Saludos.

Arturo dijo...

Es vergonzoso!

Javier Vilches dijo...

Deberíamos demandar al Ayuntamiento por su dejadez con el patrimonio de todos

Francisco Morilla dijo...

Caballeros se me cae el alma al ver el Antiquarium así, ya que lo pude contemplar poco después de su inauguración. No doy crédito. ¿No hay conciencia del valor de este museo que nos habla de nuestro pasado Romano del cual otros países adolecen como por ejemplo Estados Unidos, en el que se les cae la baba con el legado Europeo? No sabemos lo que tenemos.