Páginas

lunes, 30 de octubre de 2017

El convento de Santa Clara llega a medias al Año Murillo


La calle Becas es el acceso principal al centro cultural Santa Clara


Siempre que voy a alguna actividad cultural en el antiguo convento de Santa Clara me pregunto lo mismo, ¿por qué no arreglan la calle Becas? A día de hoy, llegar a este espacio cultural no es agradable, no tanto por la cantidad de coches que hay delante sino por el mal estado del firme, la estrechez de las aceras y la imagen en general que da esta calle. A veces para fomentar que la gente visite un espacio cultural es tan sencillo como embellecer y facilitar el acceso al mismo.


Entrada principal al Espacio Santa Clara


En febrero de 2011 abría sus puertas como centro cultural el centenario convento de Santa Clara. El acceso se ubicó en la calle Becas debido al mal estado que presenta la que debería ser su entrada principal por la calle Santa Clara. Los años van pasando y las obras de restauración del edificio se retrasan, agravándose el estado del histórico inmueble y haciendo permanente un acceso que debería haber sido temporal. Por alguna extraña razón el Ayuntamiento no ha visto necesario en todos estos años actuar en la calle Becas a pesar del vergonzoso estado que presenta. No se hizo con la exposición de las Santas de Zurbarán, tampoco con la exitosa propuesta navideña de la compañía Les Irréels y parece que la gran exposición dedicada a Murillo que se inaugura dentro de un mes tampoco es motivo suficiente para actuar en esta vía. 

Parte del claustro de Santa Clara se encuentra apuntalado desde hace semanas


Hace unos días el Ayuntamiento daba a conocer la elección de nuestra ciudad como destino fundamental para el año 2018 por parte de una conocida guía de viajes. Uno de los motivos de dicha selección fue (o eso expone el Ayuntamiento) la celebración del Año Murillo. Precisamente uno de los epicentros del Año Murillo será Santa Clara y por aquí pasarán cientos y cientos de personas para ver una de las principales exposiciones de la programación organizada por el Ayuntamiento. Pero parece que nos olvidamos de lo básico. ¿Qué trabajo costaba haber planteado en los presupuestos de este año una partida para arreglar la calle Becas? ¿A nadie se le ha ocurrido que esta imagen no es la más idónea para los accesos a un centro cultural? Por no hablar de que una parte del claustro del convento se encuentra apuntalado sin que se haya dado cuenta del motivo. 

Zona apuntalada en el claustro de Santa Clara


Una vez más, y ya son tantas que uno pierde la cuenta, Sevilla parece llegar tarde a cosas que son tan obvias que cuesta entender que no se hayan visto antes. Si pretendes hacer de Santa Clara un espacio cultural de relevancia, lo lógico es que su entorno presente el mejor aspecto posible. Han pasado casi siete años desde que abrió sus puertas Santa Clara, ¿de verdad que no ha habido tiempo para arreglar la calle?

¿Qué opináis vosotros? Cuando acudís a un centro cultural, ¿reparáis en el exterior o prima la calidad de sus actividades culturales? ¿Creéis que iría más gente a Santa Clara si tuviera unos accesos más agradables?

2 comentarios:

siglosdesevilla dijo...

Desde luego el entorno es muy importante, las personas que conozcan perfectamente la exposición y tengan un claro interés irán de todas formas, pero para los indecisos o los que no la conocen bien creo que este tipo de aspectos pueden ser importantes. Esta entrada da la sensación de precisamente lo que es, una puerta trasera. Aquí el entorno no invita al público a ver la exposición.

MANUEL HIDALGO dijo...

Es lógico, que un buen acceso contribuye a incrementar en valor de las exposiciones a visitar y, en el caso que nos ocupa, es de urgente necesidad, tanto el exterior como el interior del ex-convento.