Páginas

jueves, 30 de noviembre de 2017

El convento de Santa Clara abre nuevos espacios al público




El convento de Santa Clara se ha convertido en uno de mis espacios preferidos de la ciudad. Cada vez que se abre al público una nueva zona tras su restauración mis expectativas hacia este edificio no hacen más que aumentar. Ayer se presentó la última actuación, una intervención que empezó a finales de 2014 y que ha contado con un presupuesto de 770.000 euros. La obra se ha demorado más de lo previsto por los restos aparecidos, circunstancia que obligó a modificar el proyecto para incluir los sorprendentes hallazgos.



Refectorio alto del convento de Santa Clara. Nueva sala de exposiciones


El Ayuntamiento de Sevilla lleva desde 2002 rehabilitando el antiguo convento para darle usos culturales. Hasta la fecha se ha recuperado una zona bastante amplia, pero queda mucho trabajo por hacer aún. La última intervención se ha centrado en el refectorio alto, espacio que se ha habilitado como sala de exposiciones, y la zona sur del claustro, donde estuvo uno de los espacios principales del palacio de don Fadrique. Y es que como ya os conté en su día, el convento de Santa Clara se asienta sobre el palacio que el infante don Fadrique mandó construir a partir del año 1252. La sorpresa fue mayúscula cuando se descubrió, hace ya unos años, que el palacio no fue destruido, sino que el convento reaprovechó sus muros, enmascarándolos y dándoles un nuevo sentido. Así, cuando se han ido estudiando las capas del convento, ha aparecido parte del palacio con sus pinturas y yeserías originales del siglo XIII. 


Pinturas murales en el ala sur del claustro

Pinturas murales en el ala sur del claustro


El principal hallazgo de esta última fase de obras ha sido un gran salón o qubba que servía de estancia principal del palacio de don Fadrique. Este volumen, que ocuparía una de las torres del antiguo palacio, fue muy remodelado en época conventual, lo que dificultaba la lectura del espacio. Tras la obra no sólo ha aparecido parte de la fachada del palacio (con varios vanos decorados con yeserías) sino que se ha podido documentar el tamaño de este gran salón en el que se ha reconstruido la cubierta que pudo tener en su día pero con un lenguaje más contemporáneo.


Antigua fachada del palacio de don Fadrique con yeserías del siglo XIII

Reconstrucción de la qubba o salón principal del palacio de don Fadrique

Pinturas barrocas fechadas en 1704


La colección de pinturas que está apareciendo en Santa Clara es espectacular. A las que ya se habían descubierto en la primera fase, ahora hay que sumar nuevos hallazgos en el claustro, la antesala de la qubba y una bellísima Virgen con el Niño rodeada de santos que, a pesar de su pésimo estado de conservación, nos da una idea de la riqueza cromática que tuvieron los primeros edificios cristianos sevillanos. Desde luego merece la pena visitar Santa Clara simplemente por admirar sus pinturas y recrearte en la variedad de motivos y épocas. 


Nuevo espacio recuperado en Santa Clara que acogerá la tienda del Año Murillo

Pinturas aparecidas en Santa Clara


La intención del Ayuntamiento es dar uso a estos espacios lo antes posible. La sala de exposiciones del refectorio alto acogerá algunas actividades del Año Murillo y el espacio de la qubba se acondicionará como tienda durante estos meses aprovechando la celebración de la exposición 'Murillo y su estela en Sevilla' que se inaugura en Santa Clara la semana que viene. Una vez acabada la muestra, el objetivo es diseñar en este espacio un centro de interpretación del edificio y es que como reconocían los propias arqueólogos encargados de la obra "la entidad  histórica de Santa Clara es similar a la que pueda tener el Alcázar".


Detalle de la Virgen con el Niño y santos que ha aparecido en uno de los muros del convento


Durante la presentación de las obras, el delegado de Cultura, Antonio Muñoz, ha desgranado algunos detalles del futuro inmediato del edificio. Ya se ha licitado un nuevo contrato de 142.000 euros para actuar en la zona del compás, unas obras que podrían comenzar en enero de 2018. Por otro lado, se está a la espera de que el Gobierno Central apruebe el presupuesto con cargo al 1'5% cultural para rehabilitar la Torre de don Fadrique y su entorno. Una vez llevadas a cabo estas obras, Santa Clara aumentará considerablemente el espacio abierto al público, recuperando, quizá, su entrada normal por la calle Santa Clara.

No hay comentarios: