Páginas

viernes, 23 de marzo de 2018

Nuevos vítores aparecen en la fachada renacentista de la Catedral tras la última restauración



Hablar sobre la limpieza de las fachadas de la Catedral se ha convertido en un tema recurrente en el Blog pero cada vez que se retira un andamio el cambio es tan abismal que no puedo más que dedicarle un nuevo post. Tras la restauración de las fachadas de la Avenida de la Constitución, calle Alemanes, Plaza del Triunfo y las puertas del Príncipe y de la Concepción, la última fase se centra en el ábside y absidiolos que conforman el monumental conjunto de la Capilla Real ideado por Martín de Gaínza y Hernán Ruíz II a mediados del siglo XVI.





El cambio cromático en la zona intervenida es tan sorprendente como el que se dio en las puertas del Príncipe y de la Concepción, donde el negro dio paso a la luz. La contaminación, unida a los materiales empleados en la última restauración, cubrían la blanca piedra con que fue construida esta zona de la Catedral de un color rojizo que no permitía apreciar los matices pictóricos de los muros y elementos decorativos.




La restauración no sólo ha sacado a la luz el tono dorado de la piedra, sino que han aparecido incluso elementos ocultos durante décadas como unos vítores similares a los que se pueden ver en las fachadas de la Avenida de la Constitución y de la calle Alemanes. Estos 'graffiti' antiguos se realizaban para celebrar la consecución del título de doctor en las Universidades de la Edad Moderna. Célebres son los conservados en Salamanca y tras la limpieza de la Catedral, Sevilla puede mostrar también estos curiosos elementos decorativos con casi quinientos años de historia.



No hay comentarios: